Saltar al contenido

Las Oraciónes más Populares a San Roque

La oración de San Roque es recitado por los devotos de todo el mundo, sobre todo por las personas que buscan para curar una enfermedad, o pedir a un ser querido. Saint Roque es considerado un protector sagrado de los enfermos, discapacitados y también de las causas animales.

El santo siempre está representado con un perro. Cuando era joven, Saint Roque abandonó su fortuna familiar heredada para llevar una vida simple, como Cristo, y para ayudar a las víctimas enfermas de una plaga que golpeó a Europa.

Las Oraciónes más Populares a San Roque

Consulte a continuación los detalles de la Oración de San Roque. Aprende también la historia de este santo tan querido por los fieles católicos.

Quien es San Roque?

Saint Roque nació en 1295, probablemente en Montpellier, Francia, como resultado de un milagro, como se informa en la historia, Liberia, su madre, era mayor y siempre tuvo el sueño de tener un hijo. Con esperanza y fe en Nuestra Señora, pudo realizar el sueño.

El niño Roque nació con una marca rojiza en su piel que parecía una cruz. Para los devotos de San Roque, la marca es un símbolo de devoción. Huérfano y heredero de una fortuna, Roque decidió limitar la responsabilidad de cuidar a un tío y viajó a Roma, Italia.

El objetivo del niño era llevar una vida simple, como Cristo. Debido a la vida simple y las condiciones sanitarias de la época, contrajo una plaga.

Frente a las salas de hospital abarrotadas, decidió no sobrecargar el sistema de atención médica y se refugió en medio del bosque. San Roque tenía la intención de dedicar los últimos días de su vida a la oración y la reflexión. Sin embargo, días después notó la aparición de una fuente de agua cerca del lugar donde se refugió.

El milagro

Roque tomó el agua y la usó para lavar el cuerpo. Durante este tiempo, un perro lo encontró en el bosque y comenzó a lavarle pan.

El dueño del animal un día lo siguió y encontró a San Roque, ya curado de la enfermedad. De vuelta en la ciudad, el santo visitó varios hospitales y pronto la epidemia de peste terminó en la región.

Cuando regresó a Francia durante una guerra, Saint Roque fue acusado de ser un espía y permaneció en prisión durante unos cinco años. El santo fue encontrado muerto en la celda el 16 de agosto de 1327. Luego realizó su primer milagro.

Cuenta la historia de que el carcelero, al tocar el cuerpo de São Roque, dejó de cojear. Una versión del nombre del santo es que Roque vino de Roch, que sería el apellido del niño.

¿Para qué es la oración?

La oración de San Roque está dirigida contra enfermedades y plagas, y también por la causa animal. Los devotos pueden rezar cuando lo sienten, pero es el 16 de agosto cuando adquiere un contenido especial.

La fecha conmemora la muerte de San Roque, que tiene devotos de todo el mundo, especialmente en Europa, Italia y Francia, países donde los milagros fueron reconocidos por el Vaticano.

Oración de San Roque por los enfermos

Echa un vistazo a algunas de las oraciones de San Roque:

San Roque, que se dedicó con todo su amor a las personas enfermas infectadas con la peste, aunque también lo haya contraído, denos paciencia en el sufrimiento y el dolor. San Roque, protégeme no solo a mí, sino también a mis hermanos y hermanas, liberándonos de enfermedades infecciosas.

Mientras pueda dedicarme a mis hermanos, propongo ayudarlos en sus necesidades reales, aliviando un poco su sufrimiento. San Roque, bendiga a los médicos, fortalezca a las enfermeras y a los asistentes del hospital, y defienda a todos de enfermedades y peligros.

Amén

Oración de San Roque por los enfermos

Oración de San Roque para la salud

San Roque, usted, sin tener en cuenta el peligro del contagio de la peste, se dedico, en cuerpo y alma, al cuidado de los enfermos y de Dios, para demostrar su fe y confianza, les permitieron contraer la enfermedad, pero que este mismo Dios, en el abandono de tu cabaña en el bosque por un perro que milagrosamente te alimentó y también te curó milagrosamente, protégeme de enfermedades infecciosas, líbrame del contagio de bacilos, defiéndeme de la contaminación del aire , agua y comida.

Leer Mas  Las Oraciones más populares de San Cipriano

Mientras esté sano, prometo rezar por los enfermos en los hospitales y hacer todo lo posible para aliviar los dolores y las molestias de los enfermos, para imitar su gran caridad hacia sus semejantes.

San Roque, bendice a los médicos, fortalece a las enfermeras y a los asistentes del hospital, cura a los enfermos,

San Roque, ruega por nosotros.

Novena de San Roque

Primer día

Dios Todopoderoso y Señor, a cuya inefable Providencia todo está subordinado; Tú, que nunca dejas de amar al hombre, y que a través de Tu infinita Misericordia, te has preparado para preparar a Roque, Tu Siervo, para ser nuestro Abogado contra la plaga de la plaga; Ustedes que han impreso en sus senos el Venerable Signo de la Santa Cruz, en el cual Su Divino Hijo expió los pecados de los hombres y adquirieron su salud espiritual y eterna, oren para que, por esta misma Cruz de Sacross y el infinito merecedor de la Sangre Más Preciosa.

A través de la poderosa intercesión de Cristo, logremos la curación de todas las enfermedades del alma, los pecados y vicios, así como las enfermedades del cuerpo, todos los contagios y plagas. Por eso te rezamos con un corazón contrito.

Amén

Segundo día

Dios poderoso y providente, que con sabiduría inefable ilustra la comprensión del hombre, prepara y mueve su corazón sin destruir su libre albedrío; y que efectivamente has evitado al joven Roque con tu gracia, haciéndolo proteger a una edad tan temprana contra el contagio de vicios y pecados a través de mortificaciones austeras y el estudio continuo de tu santa ley: perdónanos, Señor, todos los pecados y consuélanos. ayúdanos a recuperar tu gracia, ayúdanos a escapar del contagio de los vicios y pecados a los que vivimos expuestos, para que, al recuperar la pureza de conciencia, podamos merecer la continuación de tu gracia; y fortalecidos por esto mejor podemos resistir las enfermedades del cuerpo, contagios y plagas, para cumplir mejor con nuestros deberes y merecer la salvación de nuestras almas.

Amén

Tercer día

Dios, el Señor absoluto del universo y todo lo que contiene, Tú que creaste todo para tu gloria y para el beneficio del hombre, concédenos la gracia de usar correctamente los bienes del mundo, como San Roque, que con gran desapego Todos se han rendido y dado paso a ayudar a los pobres, sin que sus corazones se aferren a los bienes materiales.

Ayúdenos, le suplicamos, que aprovechemos los bienes del mundo para Su mayor gloria, para ayudar y apoyar a los más necesitados y desprotegidos, para cumplir mejor los deberes de la caridad haciendo buenas obras y merecer mejor la Felicidad celestial.

Amén

Cuarto día

Señor Dios de poder y misericordia infinitos, Tú que has agregado a tantos remedios naturales, capaces de curar las dolencias del cuerpo, has agregado el ejercicio de la caridad evangélica como un remedio efectivo para todos, para aliviar y remediar tantos males, defectos y enfermedades inseparables de nuestra naturaleza. necesariamente imperfecto; Ustedes que han inflamado a los Apóstoles y a tantos Discípulos sinceros del Evangelio con el fuego de la Caridad, que se han dignado ejercer esta misma Virtud al mayor grado en Roque, Su Siervo, para asombro y beneficio de los hombres de su tiempo, excítense ahora y siempre en Todos nosotros el fuego sagrado de la caridad más ardiente, para que podamos ayudarnos unos a otros, reduciendo el sufrimiento que proviene de los males físicos y morales que amargan la vida humana.

Amén

Quinto día

Dios justo y misericordioso, que corona con gloria eterna a aquellos que con valor cristiano luchan contra la tentación y la adversidad, nos ayudan y nos fortalecen con su gracia para que podamos soportar las adversidades, los peligros y las enfermedades a las que estamos expuestos.

Señor, que eres el Padre de la Misericordia, danos la fuerza para soportar lo que debemos a todos los males, y por Tu Gracia, líbranos de aquellos a quienes nuestra malicia o imprudencia nos arrastra. Que podamos, por la paciencia con la que los soportamos, expiar nuestra culpa y merecer la Corona de la Bienaventuranza.

Leer Mas  Oración a san Judas Tadeo abogado de los casos difíciles

Amén

Sexto día

¡Dios eterno, creador del mundo y de todo lo que existe! Digno de tu infinita grandeza, poder y sabiduría es el mundo y todo lo que has creado. Concédenos tu gracia para que viviendo en medio de los hombres y el mundo no seamos contaminados por sus malos ejemplos, ni sucumbamos bajo el peso de su iniquidad, con el peligro de nuestra salvación eterna.

Ayúdanos a usar el mundo con prudencia, modestia y desapego, propio de los verdaderos cristianos, de acuerdo con los fines santos para los que nos creaste.

Amén

Séptimo día

Señor Dios de la bondad infinita, que tan fácilmente perdona a los que te ofenden, cuando están arrepentidos, que nos has enviado a tu Divino Hijo y a sus fieles discípulos para perdonar los insultos y calumnias de aquellos que deben corresponder con gratitud, danos fuerza y ​​gracia. imitar bien tales ejemplos.

Que vean por nosotros esta correspondencia de Perdón y Caridad que el Santo Evangelio nos prescribe, para confundir y reparar. Perdónanos la ingratitud con la que tantas veces hemos respondido, perdona también a nuestros enemigos, que a medida que la caridad evangélica florezca más y más, podamos vivir uno y otro en paz santa y practicar la virtud de la que depende nuestra salvación eterna.

Amén

Octavo día

Eterno Dios, Juez Supremo de los vivos y los muertos, que nunca abandona a tus fieles Siervos y que cuando el mundo los considera abandonados y cubiertos de ignominia, los juzgas dignos de Tu Gloria, consolándolos poderosamente en medio de las más grandes afrentas y tormentos. especialmente en la dura agonía de la muerte: Tú, que consoló tanto al virtuoso Roque al final de su vida terrenal, consuélanos a todos en el último momento, haciéndonos saber que, no tanto por nuestras buenas obras, sino por tu infinita misericordia, ¿crees que somos dignos? de gloria eterna.

 Ayúdanos a prepararnos para poner fin a nuestra existencia para que no tengamos miedo de comparecer ante el Tribunal de Tu Divina Justicia. Líbranos de la muerte súbita, de la peste y de todas las enfermedades violentas y contagiosas, que al recibir los sacramentos dignamente, podamos resistir las agonías de la muerte. Por lo tanto, le pedimos la intercesión del Beato San Roque, a quien ha elegido como abogado especial de plagas.

Amén

Noveno día

¡Dios supremo y poderoso dador de la virtud! Ustedes, que con sus propias maravillas de la Justicia Todopoderosa e infalible, generalmente distinguen la muerte de los Justos de los pecadores, y que tan gloriosamente distinguieron a su fiel Siervo San Roque, tan benditamente aquellos que han invocado su patrocinio y apelado a su protección; Ustedes que, a pedido de este Su Bendito Siervo, han disminuido y disipado tan a menudo el flagelo de la peste y la enfermedad mortal en todo el Orbe Católico, tengan piedad de nosotros ahora.

Vea que somos los descendientes de estos devotos y fieles portugueses que tan a menudo aprovecharon la intercesión de Su Bendito Siervo en este Templo, donde adoramos con reverencia sus Reliquias.

Recuerda no nuestros pecados, sino solo tu infinita misericordia, las virtudes y las súplicas de nuestro Abogado Celestial. Continúa, Señor, para demostrar que ha merecido la gloria eterna que reside contigo y que el premio de la Virtud sobrevive a la muerte del cuerpo. Brille más y más, la saludable Providencia con la que tiene todo en la tierra, y que ha mostrado tan favorablemente con su Misericordia. Q

que el Bendito San Roque sea para nosotros, a cuya Intercesión recurrimos con esperanza y a quienes Su Divina Misericordia nos asegura.

Que así sea.

Oración final

Dios de la Misericordia, escucha con amor lo que a través de Saint Roque te pedimos y escucha nuestra súplica. Libéranos de las enfermedades del cuerpo y del alma, y ​​al final de nuestras vidas concédenos la salvación eterna. A través de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que es Dios contigo, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén

ORACION A SAN ROQUE POR LAS MASCOTAS ENFERMEDADES, EXTRAVÍOS, ROBOS Y PROTECCIÓN 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!